Información del uso de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recaudar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que en ocasiones no se suelen conservar. Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y la utilización de las diferentes opciones o servicios que ofrece la web como identificar la sesión, permitir el acceso a determinadas áreas, facilitar pedidos, compras, cumplimentación de formularios, inscripciones, seguridad, facilitar funcionalidades (vídeos, redes sociales, etc.).
  • Cookies de personalización que permiten al usuario acceder a los servicios según sus preferencias (idioma, navegador, configuración, etc.).
  • Cookies de análisis que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y que permiten medir la actividad del usuario y elaborar perfiles de navegación con el objetivo de mejorar los sitios web.

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información, en tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso. Todo ello para mejorar nuestros servicios. Utilizamos Google Analytics para recopilar información estadística anónima, como por ejemplo el número de visitantes a nuestra web. Las cookies añadidas por Google Analytics se rigen por las políticas de privacidad de Google Analytics. Si usted lo desea puede desactivar las cookies de Google Analytics.

De todos modos, le informamos que puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.

Hacia un calzado sostenible

El pasado 18 de mayo, coincidiendo con la Semana Verde de la Unión Europea y el 25 aniversario de LIFE, tuvo lugar en INESCOP la jornada "Hacia un calzado sostenible". Durante la misma, se contó con la colaboración de AENOR, del Cluster Calzado Innovación (CCI) y de FICE.

En los últimos años la industria del calzado ha estado en permanente búsqueda de aspectos que puedan diferenciar y dar valor añadido a sus productos y servicios. Todo apunta a que en la actualidad lo ha encontrado en la fabricación de un calzado sostenible, entendido este desde el diseño hasta la distribución, pasando por el uso y la eliminación de los productos.

Pero es que además, desde el punto de vista del consumidor, la conciencia ambiental se está disparando, cada vez más se demandan productos con un menor impacto ambiental. Como consecuencia, y en respuesta a esta demanda, aumenta la presión que ejercen las grandes marcas exigiendo el cumplimiento de requisitos ambientales a sus proveedores.


Por todo ello, el componente medioambiental supone un importante reto para las empresas del sector, quienes deberán realizar un esfuerzo de adaptación para seguir siendo competitivas. En este sentido INESCOP trabaja desde hace años en esta línea, con el fin de acercar las herramientas y tecnologías disponibles para poder cumplir, prueba de ello es la jornada “Hacia un calzado sostenible”, celebrada recientemente en el centro tecnológico. Esta jornada ha coincidido en el tiempo con la “Green Week 2017” de la Unión Europea y con el 25 aniversario de LIFE, programa europeo en el que INESCOP lleva participando desde 1994 con 15 proyectos.

Durante la misma se presentaron algunas de las medidas disponibles para reducir el impacto ambiental del calzado, como por ejemplo mediante la utilización de materiales reciclados, reciclables o más biodegradables, aquellos materiales sintéticos procedentes de fuentes renovables y lo que no contienen sustancias químicas peligrosas; la reducción del consumo de agua y energía en la fabricación de componentes y del calzado; y la eliminación de los disolventes orgánicos del proceso de fabricación, sustituyéndolos por productos como adhesivos y acabados al agua.

En ella se contó con la participación de AENOR, identidad de certificación líder en España que ayuda a las empresas, entre otras muchas acciones, a implantar y certificar la huella carbono y a certificar residuos cero. Ambas certificaciones distinguen a las empresas y a los productos. La motivación de las empresas en este sentido es doble, aseguran desde AENOR, “por una lado viene motivado por las exigencias legales a nivel de la UE relacionadas con la reducción de depósito o de prohibición de vertidos, y por otro, la de tener una mejor imagen en el mercado o estar mejor posicionados frente a la competencia, buscar la distinción”.

Por su parte, INESCOP habló de la mejora ambiental en el sector calzado, a través de los proyectos medioambientales LIFE en los que se halla inmerso en la actualidad: CO2Shoe, Textileather y Lifetan.

 
Compartir